sábado, 5 de octubre de 2013

Ganchillando: primeros pasos

¡Muy buenas a tod@s! Hoy voy a inaugurar una nueva sección del blog (acabo de empezar y ya tengo secciones, ¡guau!). La nueva sección se va a llamar Ganchillando y va a consistir en una serie de recopilatorios de vídeos, tutoriales y consejos para aprender ganchillo y, en especial, a hacer amigurumis. No soy ninguna experta en el mundo del ganchillo, de hecho, apenas llevo unos meses haciendo amigurumis y cojo el ganchillo de una forma rarísima. Pero oye, he aprendido sola, gracias a internet y, otra cosa no, pero enlaces a páginas y tutoriales conozco unos cuantos. Así que después de que varias personas me comentaran que les gustaría aprender a "ganchillar", me animo a estrenar esta sección con los conceptos básicos para hacer amigurumis. ¡Y os aseguro que es muchísimo más fácil de lo pensáis! Empezamos...




 ¿Qué necesito?
¡Muy fácil: un ganchillo y un hilo! Además, también vas a necesitar unas tijeras y aguja para rematar los hilos y algo de relleno para el interior del muñeco (como por ejemplo algodón sintético o el relleno de los cojines).


Ganchillos hay de muchos tipos, grosores y materiales. Para empezar, vale con cualquier ganchillo normalito, yo empecé con uno de 3.5mm de grosor. Después ya se irá viendo cual te resulta más cómodo y te gusta más. En cuanto al hilo, los amigurumis se suelen hacer con hilo de algodón 100%. También hay muchas marcas y grosores y, dependiendo del grosor del hilo, el amigurumi quedará más grande o más pequeño, es cuestión de gustos.

Un poco de teoría
Los amigurumis se suelen tejer en espiral, es decir, se empieza con un círculo y cada vuelta siguiente es una vuelta a dicho círculo. Los puntos básicos que hay que saber para empezar a hacer amigurumis sencillitos son 6: 

Anillo mágico: es la mejor forma de empezar la mayoría de los amigurumis. Se crea un círculo y se tejen puntos bajos a partir de él. Con esta técnica, no se nota nada dónde está el comienzo del muñeco y queda muy disimulado.

Punto cadeneta: es otra forma para empezar a un tejido. En este caso, se suele usar para formas más bien cuadradas o ovaladas. 

Punto bajo: este es el punto fundamental de los amigurumis. Es un punto que queda bastante bajito a diferencia de otros puntos y hace que nuestros muñecos no tengan agujeros y no se salga el relleno.

Punto deslizado: este punto se utiliza para cerrar el tejido.

Aumento: es la técnica para hacer más grande el tejido. Se trata de tejer dos puntos donde normalmente iría uno. 
Disminución: y esta, es la técnica para hacer más pequeño el tejido. Se trata de tejer un punto donde normalmente irían dos. Hay varias técnicas para hacer disminuciones y algunas se notan más que otras.

Además de estos, hay otros muchos puntos de ganchillo, como el punto alto o el punto alto doble, pero para el mundo amigurumi no se suelen usar demasiado.

Y ahora la práctica
Para aprender: practicar!! Y youtube está lleno de videos-tutoriales. Mis favoritos en castellano son los vídeos de la web Lanas y ovillos y de Más fácil de lo que creías, están muy bien explicados y muy claros. Además, tienen unos patrones gratuitos chulísimos.

Espero que os haya gustado esta nueva sección y que les sea útil a aquellas personas que quieren empezar con el ganchillo :)

¡Nos leemos!

2 comentarios:

  1. Mi nuevo propósito es realizar un amigurumi!! y con tu colección de tutoriales y entradas lo haré! ya te contaré! muá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí!! Me encarará ver el resultado, seguro que se te da requetebien!! Un besote guapa y si necesitas cualquier cosa no tienes más que decírmelo :-)

      Eliminar