viernes, 9 de mayo de 2014

Primeros pasos con mi máquina de coser


Como ya os avancé a través de las redes sociales, desde las vacaciones de semana santa me propuse mejorar mis conocimientos de costura ya que tendían prácticamente a cero. Por eso, me apunté a un taller de costura a mano en Teté Café Costura que me sirvió para adquirir unos conocimientos básicos y, sobretodo, para darme cuenta de que cosiendo a mano no se va a ningún lado.

Más después de que una noche, durante el puente de mayo, me pusiera a coser un forro para un monedero de ganchillo, con su sobrehilado, sus dobladillos y sus costuras... para darme cuenta (al acabar, eso sí) que me había equivocado en las medidas y que tenía que volver a empezar. Dos horas de trabajo que con una máquina hubieran sido cuatro simples pasadas.


Así que cuando el otro día, estando en el Carrefour en busca de un microondas, me encontré con las sección de las máquinas de coser, fue como un aviso. Estuve mirando las más baratas, claro, que no se a priori el uso que le voy a acabar dando al aparato. Lo mismo se queda guardando el polvo en un rincón como que cuelgo el ganchillo y me hago costurera. Hice una búsqueda rápida en internet para ver las críticas de la marca (había de todo) y me lancé al vacío. 

El mismo día que la compré os la enseñé en mi cuenta de Instagram, pero os quiero poner alguna fotillo más hecha con la cámara "buena". ¡Estoy muy orgullosa de ella!


Al principio me costó pillarle el truquillo, no hacía más que encallarse. Pero poco a poco fui descubriendo por qué se encallaba, por qué había que poner el hilo así y no asá, por qué no había que olvidarse de bajar el prensatelas, etc. El curso de costura online gratuito de Chita Lou también me está ayudando mucho en este proceso de aprendizaje (gracias a Anxo de Enemy Dolls por recomendármelo!!)

Y después de todo, ¡conseguí hacer el forro del monedero bien cosido y rematado!


Y ahora contadme, las que ya sois expertas con la máquina, 

¿cómo fueron vuestros primeros pasos con la máquina de coser?


6 comentarios:

  1. yo nada experta. Siempre que hago algo, tengo a mi madre al lado, que a veces, me lo acaba haciendo ella.

    Me pongo nerviosa, por la coordinación pies-manos-cabeza... ejejeje

    Bueno, no desisto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muchísima coordinación! Pero supongo que acaba siendo como conducir... que le acabas cogiendo el truquillo y luego todo se coordina todo solo :-)

      Eliminar
  2. Yo llevo trabajando con mi máquina poco más de medio año, y ya nos llevamos bien. A veces el largo de puntada se me complica un poco, pero el ganchillo me enseñó a probar la tensión antes de lanzarme a hacer algo largo, así que nos peleamos pocas veces. Se va portando bien y yo le voy dando bastante buen uso.
    Yo creo que es cogerle costumbre, ponerse pequeños retos e ir avanzando poco a poco. Aún así, yo creo que la costura a mano nunca se deja de lado del todo, mal que nos pese.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Anxo, ¡si tu te coses tu propia ropa! Eso ya es nivel experto máximo. Y sí, supongo que para ciertas cosas siempre es mejor coser a mano. Mi próxima meta es coser un forro con cremallera, jeje :-)

      Eliminar
  3. Yo tengo mi máquina de coser desde hace algo menos de un año y la verdad es que viene muy bien tenerla siempre a mano. Es cuestión de cogerle el truquillo y lo que más me gusta es todos los tipos de puntadas que hace.
    Pues ánimo con ella.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los ánimos Mª Paz, seguro que poco a poco voy llevándome mejor con ella :-)

      Eliminar