viernes, 26 de diciembre de 2014

Mitones trenzados

¡Feliz Navidad! Entre comilona y comilona espero que estéis todas a tope para seguir tejiendo durante estas fiestas y poder regalar un montón de cosas bonitas hechas a mano. Hoy os enseño unos mitones que le regalé a la novia de mi hermano cuando fuimos de vacaciones a Córcega. ¿Quién dijo que con el ganchillo no se podían hacer trenzas?


El patrón es el Cable Wrist Warmer de Julee Reeves y la lana escogida es la Merino Molón de Rosas Crafts.  Me encanta la gama de colores que tiene Merino Molón, me los compraría todos.



Me ha gustado aprender a hacer trenzas como si de punto se tratara. Lo único que no me convence de este patrón es el comienzo, que se hace con cadenetas, y como las tejas poco sueltas luego no te pasan por la muñeca. Por eso, me gusta más la forma de los mitones que hice para mi.


Espero que los disfrute mucho este invierno :-)


Búscame en las redes y no te pierdas nada
            

4 comentarios:

  1. ¡me encantan! seguro que le han encantado ;) tengo que probar ese punto crochet que imita al punto, es interesante!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther! Es súper fácil ese punto, y queda muy chulo. Le da un toque diferente a los proyectos :)

      Eliminar
  2. Las trenzas de ganchillo están taaaan infravaloradas! Yo me puse a aprender a hacerlas hace unos meses (gracias a Esperanza Rosas, por supuesto) y quedan muy bonitas. No sé cómo no se usan más, como en el punto. Además, no son nada difíciles de hacer.
    Esa lana tiene una pinta muy chula, y creo que le sienta mejor al patrón que la que usó la chica al diseñarlo. No queda tan gorda, parece más flexible y cómoda.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón. En general, el ganchillo está muy infravalorado para hacer prendas, como si solo existiese el punto bajo y el punto alto.
      La lana es muy chula y suave, yo la encontré en el Corte Inglés y tiene colores que son <3

      Eliminar