jueves, 26 de marzo de 2015

De superheroes va la cosa

Lo he de reconocer: para mi, los amigurumis, cuanto más frikis, mejor. No es que no me gusten los amigurumis de ositos, perritos y cosas cuquis, pero son los de videojuegos, comics, pelis, manga y anime los que más me tiran. Todavía no había hecho a ningún superheroe de Marvel... hasta ahora.


Siempre he preferido los superheroes de Marvel a los de DC, y Spiderman es uno de mis favoritos. Peter Parker, un chico huérfano al que la picadura de una araña radioctiva le otorga poderes, decide usarlos para combatir el crimen después de que asesinen a su tío Ben.


Este amigurumi tuvo su qué. La parte del cuerpo no tiene mayor complicación que estar atenta a los cambios de color. Pero fue el hacer las lineas negras lo que me trajo de cabeza. Y es que bordar se me da realmente mal. Tuve que hacer y deshacer no se ya cuantas veces, hasta que al final quedé más o menos satisfecha. Y vista la experiencia con el bordado, la araña del centro del traje la hice de fieltro, al igual que los ojos.


Ahora, Spiderman ya campa a sus anchas defendiendo a los inocentes de los malvados. Aunque a veces, a un superheroe también le toca esperar hasta que alguien necesite su ayuda.


Pero recordad, como diría el tío Ben:

"Un gran poder conlleva una gran responsabilidad."


4 comentarios:

  1. Los amigurumis freaks son geniales. ¡Te ha quedado muy chulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! A mi son los que más me motiva, desde luego jiji :D

      Eliminar
  2. Qué chulo te ha quedado. Me encanta como quedan los ojos de fieltro.
    Otro trabajo muy bien hecho. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen!! Me encanta que te encante jeje. Un besazo :)

      Eliminar